Control de erosión y sedimentos Erosed
estructura_biorollos

La erosión y transporte de sedimentos son procesos naturales y continuos. En cantidades normales, estos procesos son esenciales para los ecosistemas. Sin embargo, los desequilibrios en el transporte de sedimentos causan un deterioro importante de las masas de agua. La cantidad y calidad de los sedimentos puede alterar las características físicas, químicas y biológicas de lagos, ríos, humedales, aguas costeras, etc. Además la erosión de los suelos también genera problemas de mantenimiento en los sistemas artificiales de drenaje y en las redes de abastecimiento de agua potable.

Durante las obras de construcción, el suelo es muy vulnerable a la erosión hidráulica y eólica. Por ello el control de la erosión y el control de los sedimentos son de gran importancia durante y después de los procesos constructivos. Como resultado, en todo el mundo, se han desarrollado normativas para salvaguardar a las personas, proteger las propiedades y prevenir daños al medioambiente.

Existen dos modos de controlar estos procesos: previniendo la generación de sedimentos mediante técnicas de control de erosión o captando los sedimentos durante las fases de transporte. En el primer caso se utilizan técnicas como las hidrosiembras, la instalación de mantas orgánicas o mallas volumétricas entre otros. Aunque el control de los sedimentos en origen es la solución más deseable, ésta no suele ser viable. En la mayoría de las obras no es posible, técnica y económicamente, proteger los suelos durante la evolución de las mismas; únicamente cuando todos los trabajos de movimientos de tierras concluyen es posible realizar los trabajos de revegetación o pavimentación que estabilizarán los suelos a largo plazo.

Por todo lo comentado anteriormente, el control de los sedimentos durante la fase de transporte se convierte en una práctica viable e imprescindible para evitar los daños que podría ocasionar su vertido descontrolado. Existen diversas técnicas para captar los sedimentos transportados por las aguas de escorrentía. La solución Erosed se basa en la utilización de biorrollos Sedirrol para la construcción de estructuras captoras.

La solución Erosed contempla tres sistemas constructivos, su utilización dependerá de la configuración del terreno y de las necesidades de control:

– Instalación en los contornos de las obras o alrededor de estructuras de drenaje como alcantarillas e imbornales.

– Líneas paralelas a las curvas de nivel en taludes y laderas.

– Barreras transversales en canales de drenaje naturales y artificiales.

– Como elementos de contención permeables para balsas de laminación y lechos de grava.

Los biorrollos de fibra de coco tienen ciertas ventajas frente a otros materiales de control de sedimentos:

– Son más sencillos y rápidos de instalar que las barreras de geotextil.

– Son más estables, resistentes y duraderos que las balas de paja.

– En el medio natural no precisan ser retirados pues las fibras con biodegradables.

– Con el tiempo la sedimentación aguas arriba del biorrollos generará una terraza con menor inclinación (menor erosión y mayor retención de humedad) y formada por materiales más fértiles que en el resto del talud. Esta nueva configuración del terreno favorecerá el desarrollo de vegetación.

¿Desea ampliar información o contarnos su caso?

Nuestros técnicos están a su disposición para explicarle este sistema con mayor detalle. Si lo desea también puede explicarnos su caso y elaboraremos un informe con las opciones disponibles.

LA SOLUCIÓN EROSED COMBINA
  • Un estudio detallado de las características del proyecto, redacción del informe técnico y propuesta de adaptación de la solución al caso.
  • Biorrollos Sedirrol, para la construcción de estructuras captoras.
  • Estructuras de drenaje naturales y artificales.
  • Elementos de contención permeables y lechos de grava.

¿Quiere pedir un presupuesto?

BIORROLLOS

Consiste en una matriz de fibra de coco compactada e insertada en una red de polipropileno. Los rollos tienen una longitud de 3 metros y 30 cm de diámetro. Son estructuras excelentes para la protección de la base de los taludes sumergidos, facilitando gran estabilidad estructural hasta que la cobertura vegetal se desarrolla por completo.

Las dos líneas de biorrollos se instalan a lo largo de la base del talud, de forma que quedan en contacto con la superficie del talud y con el lecho del río. Las estacas se fijan firmemente en el lecho del río, a lo largo de ambos lados del biorrollo, fijándose entra ellas y los biorrollos con una cuerda de polipropileno. Una vez instalados, se saturan con agua y se procede a la plantación con especies vegetales acuáticas.

BIORROLLOS SEDIRROL

Son una variación de los biorrollos de revegetación con una menor densidad y compactación de sus fibras; esto permite una mayor permeabilidad al agua a la vez que mantiene la capacidad de retención de sólidos en suspensión. Además del efecto filtro, los biorrollos Sedirrol actúan como diques permeables que ralentizan la velocidad de las aguas de escorrentía favoreciendo la sedimentación localizada.

GALERÍA DE IMÁGENES