Restauración de áreas acuáticas

Las áreas acuáticas tienen un papel fundamental en los ecosistemas terrestres, y en la capacidad de estos para preservar unas condiciones ambientales favorables al desarrollo de la vida humana y salvaje. La restauración, revegetación y control de erosión de áreas acuáticas tiene una problemática específica, esto es debido a la alta capacidad erosiva de las corrientes de agua y a la baja cohesión de los suelos saturados de agua. Pese a que las condiciones ambientales suelen ser favorables para el desarrollo de la vegetación, es muy necesario proveer a los suelos de una protección eficaz que asegure su integridad durante el tiempo necesario para el establecimiento de las plantas, o que actúe como protección permanente en aquellos casos en los que la geometría y las condiciones hidráulicas lo hagan necesario.

Tipo de actuación: Restauración ambiental

Se entiende por restauración ambiental aquellas actuaciones que pretenden recuperar el estado natural, primitivo y de alto valor ecológico de los espacios degradados. Por tanto en estos casos es necesario el uso de técnicas y materiales que, a medio-largo plazo, desaparezcan completamente del medio y favorezcan la sucesión ecológica natural. Por ello en restauración ambiental se utilizan técnicas y materiales principalmente orgánicos y biodegradables.

Tipo de actuación: rehabilitación/mitigación

Cuando las actuaciones de mejora ambiental y/o control hidrológico no tienen un carácter puramente naturalista, como aquellas en entornos urbanos o infraestructuras, entonces es posible utilizar técnicas mixtas con materiales orgánicos y sintéticos. De este modo se aumenta la efectividad, eficiencia y capacidades mecánicas de los tratamientos, a la vez que se permite la integración ambiental y paisajística de estructuras que, tradicionalmente, se construían mediante materiales duros como el acero o el hormigón.

Velocidad V<2m/s

La velocidad de las corrientes de agua suele ser el factor que limita y determina los tratamientos posibles para el revegetado y control de la erosión en áreas acuáticas. Cuando las velocidades son inferiores a 2 m/s la mayoría de las técnicas orgánicas de revestimiento y plantación son capaces de establecer vegetación.

Velocidad V>2m/s

A partir de 2 m/s de velocidad de flujo, las fuerzas tractivas que este genera sobre las superficies sumergidas es tal que hace necesaria la utilización de técnicas especiales que eviten el arrastre del suelo y la vegetación.