Revegetación

Los suelos desprovistos de cobertura vegetal son extremadamente vulnerables a procesos erosivos y por tanto sensibles  a todos los problemas derivados de la erosión descontrolada y masiva como: pérdida de fertilidad, inestabilidad o contaminación de la aguas. La revegetación consiste en tratamientos de revegetado y control de erosión de grandes superficies degradadas y/o carentes de cobertura vegetal. Son tratamientos basados en hidrosiembras con diferentes tipos de mulches, plantaciones y revestimientos mediante materiales orgánicos.

Hidrosiembra con problemas de erosión

Aquellas superficies que son sensibles o los procesos erosivos o que presentan problemas de erosión, precisan de soluciones compuestas por diferentes materiales. Estas soluciones actúan controlando la erosión temporalmente y facilitando el desarrollo de una cobertura vegetal que inicie los procesos de sucesión ecológica y formación de suelo.

Hidrosiembra sin problemas de erosión

En suelos de fertilidad adecuada y poco sensibles a la erosión, es posible revegetar mediante técnicas sencillas como hidrosiembras, plantaciones o instalación de fajinas de biorrollos.