Biomantas Promat Prorroll

Los biorollos Prorroll son utilizados para el control de la erosión y la revegetación. La base del sistema es una estructura cilíndrica, estable ante los flujos de agua, con capacidad de retención de elementos finos del suelo que actúa como soporte y sustrato para la revegetación. Este material fue desarrollado para áreas con flujos de agua de cierta densidad, descubriéndose posteriormente su gran utilidad en aguas tranquilas y taludes en general. Pueden ser empleadas como elementos de contención o como barreras para reducir la velocidad de las aguas de escorrentía.

Los biorollos son cilindros de fibras de coco comprimidas y estructuradas mediante una red de PP sin nudos (Ø=3-4 mm e 45-50 mm de abertura de malha). El nivel de compresión de las fibras es, por tanto, la densidad final del biorollo, y determina sus posibilidades de aplicación. Los biorollos Prorroll para el control de la erosión y la revegetación, han sido fabricados con alta densidad (120 kg/m²). Los biorollos se anclan firmemente en el lecho con estacas de madera y, dependiendo de las circunstancias, son amarrados con cuerdas de resistencia suficiente.

En comparación con otros sistemas tradicionales de bioingeniería, son una solución eficaz, eficiente y económica. Los biorollos pueden ser plantados durante la obra o pre-cultivados en balsas de agua. Su cultivo previo asegura el desarrollo de la vegetación y una mayor resistencia a altas velocidades de flujo. Inclusive, puede ser instalados durante las fases de movimiento de tierras o ser plantados posteriormente, cuando las condiciones ambientales sean más favorables para el desarrollo de la vegetación.

Los biorollos ofrecen numerosas ventajas:

• Es un elemento constructivo facilitador y temporal (biodegradable).
• Protege significativamente la base de los taludes.
• Buen desarrollo de la vegetación en condiciones de humedad adecuadas.
• Buena permeabilidad al agua y capacidad de filtración de sólidos en suspensión.