Geomalla volumétrica Trinter

La geomalla volumétrica Trinter tiene la función de proteger el suelo, actuar como sumidero de pequeños elementos del suelo y materia orgánica, y estructurar de manera unitaria y resistente la cobertura vegetal. De este modo, la superficie del suelo queda reforzada pudiendo soportar procesos erosivos de altas tensiones tangenciales debidas a los flujos de agua. Es un sistema especialmente indicado para proteger taludes de desmonte, canales, elementos de drenaje y líneas de agua naturales. En combinación con proyecciones de sustrato, es una solución de alto rendimiento en taludes de baja fertilidad y alta inclinación.

La configuración tridimensional del sistema permite el confinamiento de sustratos especiales y enriquecidos que aseguren el establecimiento de la cobertura vegetal. Normalmente estos sustratos son proyectados a alta presión mediante máquinas de hidrosiembra. La geomalla Trinter también puede ser fabricada con redes de alta resistencia Trinter-R. este modelo de geomalla es útil en situaciones de inestabilidades superficiales como, por ejemplo, márgenes de canales terraplenados o taludes pedregosos.

Geomallas tridimensionales Trinter para el refuerzo de la vegetación. Fabricadas con una malla de PP HDPE, con una abertura de malla mínima de 10 x 10 mm y una espesura de 25mm (EN 964-1)). En el caso de las geomallas reforzadas, el material incluye redes de poliéster (PES) de alta resistencia. Las geomallas tridimensionales se instalan como revestimiento del suelo y son ancladas mediante grapas de acero, de dimensiones variables, distribuidas de manera uniforme sobre toda la superficie (≥ 1 Ud/m²).

FICHA TÉCNICA TRINTER