Mulch para hidrosiembra Progreen

El mulch es uno de los componentes que cuando se aplica al suelo, protege de la erosión y evita que el arrastre provocado por las escorrentías y el viento impida el crecimiento de la vegetación. Cuando un suelo queda completamente desprovisto de cobertura vegetal, se inicia una serie de procesos erosivos y ecológicos. Ambos procesos están íntimamente ligados y se influencian mutuamente. Esta dinámica es inherente a los espacios naturales y afecta directamente a la formación del suelo y al desarrollo de la vegetación. El problema aparece cuando se produce un desequilibrio en el cual los procesos erosivos son más intensos que el desarrollo de la cobertura vegetal, imposibilitando la estabilización del terreno y el desarrollo vegetativo. Esto generalmente ocurre en suelos transformados artificialmente, en los cuales es necesario generar nuevas superficies de terreno de grande extensión, con una alta inclinación, baja fertilidad y con dificultades para la entrada espontánea de plantas.

Ante estas condiciones, es necesario adoptar medidas correctoras que aceleren la revegetación inicial y eviten o reduzcan la erosión. De este modo, se contribuye a la cobertura vegetal y a la estabilización del suelo. Hoy en día, la técnica más empleada, por ser económica y eficaz, es la hidrosiembra, técnica en la cual se proyecta una mezcla de semillas, mulches y otros componentes. Mediante esta técnica es posible implantar rápidamente comunidades vegetales de especies pioneras que controlen la erosión y que, con el tiempo, permitan y faciliten la colonización por comunidades nativas y estables.

Beneficios de la aplicación de mulch:

• Protege el resto de componentes de la hidrosiembra ante el arrastre de la escorrentía o del viento.

• Crea un medio óptimo para la germinación y el enraizamiento inicial de las especies vegetales utilizadas.

• Mejora la infiltración del agua y reduce su evaporación, ayudando a mantener el suelo húmedo, reduciendo su evaporación y, por tanto, la necesidad de regar.

• Protege el suelo frente a la erosión hídrica. La magnitud de esta función dependerá en gran medida del tipo de estabilizantes utilizados y/o el resto de aditivos de la hidrosiembra.

• Provee, con su degradación, materia orgánica al suelo. Los mulches se producen de modo que todos sus constituyentes se degraden completamente sin generar residuos tóxicos.

• Ayuda a controlar las hierbas. Una capa de espesura considerable de mulch puede reducir la germinación o el crecimiento de las hierbas dañinas.

• Actúa como modulador natural de temperatura. El mulch mantiene el suelo más caliente en invierno y más fresco en verano.

• Mejora la fertilidad del suelo.

Aplicaciones

– Control de la erosión

– Revegetación de taludes y áreas degradadas

– Jardinería y paisajismo

– Tratamientos post-incendio

– Tratamientos para el control del polvo y la integración ambiental y paisajística en aeropuertos o instalaciones fotovoltaicas y eólicas, entre otras.

 

Tipos de mulch

Easy Mulch

Mulch desarrollado para la revegetación de terrenos poco vulnerables a la erosión y fértiles. Paisajismo y taludes con inclinaciones de hasta 3:1. En combinación con biomantas y geomallas volumétricas, puede ser utilizado con mayores inclinaciones.

Mulch Mat

Material para taludes de hasta 3:2 o 1:1 en combinación con geomantas o geomallas volumétricas. En casos especiales, puede ser utilizado en combinación con redes de yuta.

Solo Mulch

Mezcla especial para la proyección de sustrato. Esta técnica puede ser empleada para aumentar la fertilidad inicial de taludes con inclinaciones de hasta 3:1 y para rellenar geomallas volumétricas en taludes con inclinaciones de hasta 1:3. En casos especiales puede ser utilizado en combinación con redes de yuta.

 

Todas las mezclas contienen una proporción variable de fibras de coco para mejorar la resistencia mecánica, estructura y durabilidad de las hidrosiembras. Dependiendo de las características del suelo del talud, las cantidades de estabilizante a aplicar serán distintas. Para asegurar la eficacia de los tratamientos, es necesario un estudio previo de las características del suelo, del clima y de la vegetación potencial y deseable para cada actuación. Los mulches deben ser mezclados correctamente con el resto de los materiales de la hidrosiembra en un depósito de la máquina de hidrosiembra para posteriormente ser proyectados a presión de manera homogénea por toda la superficie a tratar.

FICHA TÉCNICA PROGREEN