Los vertederos de residuos urbanos y especialmente las explotaciones mineras se caracterizan por la generación de grandes superficies desprovistas de cobertura vegetal, vulnerables a la erosión y fuente de elementos contaminantes para el medio ambiente.

Sellado

El sellado de vertederos consiste en la cobertura de los residuos mediante materiales impermeables que impiden que el agua de la lluvia se filtre en el núcleo del vertedero y que permitan el drenaje de los gases generados por la descomposición de los residuos. De este modo, se minimizan los riesgos de fuga de líquidos tóxicos en el medio natural. Después de la impermeabilización, es necesario realizar tareas de revegetación.

En muchos casos, las superficies impermeables tienen una gran inclinación, lo que impide la generación de suelos estables y de profundidad suficiente para el desarrollo vegetal. Para solucionar este problema, materiales como las geocélulas PROWEB o las geomallas volumétricas TRINTER han sido empleadas para estabilizar estratos de suelo fértil y permitir su revegetación.

SOLUCIONES PARA ESTOS CASOS
Revegetación / Integración medioambiental

Para la revegetación y restauración ambiental Se utilizan técnicas y materiales típicos de control de la erosión y la restauración. Hidrosiembra, mantas orgánicas, depuración de aguas o plantaciones, entre otras, son acciones tradicionales.